+56 9 74335766

La Medicina del Temazcal, como bien ya se ha dicho, lejos de ser una doctrina, es una tecnología espiritual. Y, siendo el espíritu humano un complejo organismo de energía e información, con esta tecnología podemos explorarlo en diversos campos de trabajo, con sus respectivos niveles de gran profundidad, en los cuales podemos sumergirnos.  En la plataforma del Temazcal, como en toda plataforma de medicina ancestral que comprenda una manera de configurar el mundo y el Universo, que desarrolle simbolismo y ritual, existe una Inteligencia suprapersonal que guía, opera, y trabaja más allá del granito de arena que pueda ser nuestra conciencia personal. Esta Consciencia, de naturaleza divina, la podemos definir como un Arcano , un silencioso guardián de sabiduría que tiene la virtud de sanar y de nutrir y desarrollar, tanto el cuerpo como la creatividad, las emociones, y el intelecto.

El trabajo con la medicina del temazcal, cuando es sostenido en el tiempo con un ritmo constante, permite experimentar el alcance de las fuerzas subyacentes que operan en el Arcano de esta particular plataforma de consciencia Divina, que es el Temazcal en su  diseño Tolteca Mexica. Reconociendo, por supuesto, el hecho de que en este Tiempo, es practicamente imposible pretender una tradicion intacta o purista en sus formas, como podría intelectualizarlo una mente dogmática. Pues al abrirse y expandirse el conocimiento desde las fuentes a los circulos abiertos de esta Era, es parte de la  misma naturaleza de ests tiempos cierto sincretismo moderno (expansivo a veces, degenerativo otras, según los actores)como también la actualización del lenguaje e inclusive de las formas de ver y explicar los elementos ancestrales, ajustandose la cosmovisión esencial al contexto de la epoca, a su lógica y a las necesidades de quienes los ponen en practica. No obstante, en la plataforma, el Arcano es ductil y a la vez contundente, se adapta a los requerimientos del momento y de los participantes siendo fiel a la cualidad de su Medicina, pues surge de una decodificación elemental del Universo, al igual que el código binario antecede a cualquier programa. Es “Ometeot”, es La chispa Divina de la dualidad unificada»…

La simple practica, en un ritmo de ceremonias, con un norte definido, permite transformaciones, en el sentido alquímico, que se pueden ir obrando en nosotros. A partir de aqui es cuando ya no es sólo una experiencia enriquecedora, o solamente una oportunidad de limpiar toxinas ni la suerte de rozar una vivencia “chamánica”.  Sino la posibilidad de alimentar el crecimiento con una herramienta iniciática, que opera con inteligencia y método en niveles inconscientes, cuyo objetivo es propulsar la evolución de la Consciencia. Conectar la vigilia personal del yo con realidades más profundas y transpersonales.

Dentro de su rudimentaria apariencia, es conveniente reconocerla como «Tecnología de Avanzada», como muchas tecnologías ancestrales, que se comunican con nuestra mente intuitiva. Pues funciona a la vez en distintos niveles de nuestro interior. Tanto en lo biológico y neurológico, como en lo psíquico, sea en su aspecto intelectual, creativo o emocional.

Por ello es imprescindible reconocer que su simbolismo elemental es la gestación y el renacimiento del individuo, que ocurre tras cada ceremonia, no ya como hijo biológico de su padre y madre, con sus dramas y su historia, sino como hijo de Padre y Madre divinos, reconectándonos espiritualmente con todo el potencial de nuestra existencia .  Así, progresivamente el proceso va formando un adulto responsable de si mismo, dirigiéndose luego la ceremonia por una veta social cuyo fin es sanar y desarrollar las relaciones interpersonales.

Tan amplio es su espectro de trabajo, como aguda y profunda puede ser la concentración en cualquiera de sus áreas. Tras su aparente simpleza, es mucho mñas vasta de lo que parece.

Un aspecto de la Inteligencia del Temazcal, es lo que yo llamo “Arcano Biológico” y es el fruto de la maestría del Diseño, recibido, creado o canalizado hace miles de años.

¿Porqué es biológico y cómo actúa?

Es Biológico porque se funda en la acción física del Temazcal sobre la colosal máquina que es nuestro organismo. Es Arcano porque obra invisible, escondido en su simpleza, y gestiona nuestros contenidos internos para estimular un proceso evolutivo.

Lo hace a través de la regulación de nuestro sistema nervioso central. Activándose su presencia con el gran interruptor de la «Danza Homeostática», parte fundamental de la genialidad del diseño.

Esta danza es la oscilación que vivenciamos entre el calor intenso, el tambor pulsante, la exigencia del trabajo, la fuerza fálica del canto guerrero, el bisturí de la meditación guiada, en complemento a la amabilidad del frescor del intervalo, la vaginal puerta abierta acariciándonos con brisas en posición fetal, el dulce canto y arrullo del Ícaro, el sudor enfriándonos la piel en la contención uterina .

Esta dinámica activa y receptiva frota la lámpara que llama al genio, es decir, activa al Arcano Biológico. Así estimulamos al sistema nervioso para que realice la homeostasis, que produce ese equilibrio interno de temperatura y presión.

Esto es producir un eustrés y sus beneficios. O sea  tensionar al organismo sanamente, para liberar neurotrasmisores, endorfinas y hormonas a través de la cadena de mando: Hipotálamo- Hipófisis-Glándulas, que actúan despejando canales energéticos, y producen cambios físicos, anímicos y psicológicos. Al igual que subir un cerro con gran exigencia física propicia visión interior y alegría al llegar a una meseta o cumbre.

Por esto es vital comprender que de la misma manera que la reflexología está lejos de ser un “masajito” en los pies, el  Temazcal como terapia se aleja diametralmente de un mero baño de vapor. Esta es una de las razones del porqué es necesario que el trabajo del Temazcal Terapéutico, para activar al Arcano biológico, exija cierto nivel de intensidad y temperatura.

«El Colibrí, el Cóndor y el Águila están llegando al Temazcal,

para traernos su Medicina mucho Amor, Luz y Paz»

La farmacia interna. El sistema nervioso simpático y parasimpático bailando esta danza, solicitan la dosis justa. Esta prescripción de nuestra naturaleza psicofísica, cuando se vierte produce cambios químicos, energéticos, de Ph, de ánimo, de tonicidad y de actitud hacia el mundo interior y exterior. Estas modificaciones se experimentan en el intenso reposo de los intervalos, en la vagotonía, cuando casi nos desvanecemos.

Primero Adrenalina, Noradrenalina, a veces cortisol, luego dopamina, serotonina, oxitocina. Irán secretándose los ingredientes en la olla alquímica de nuestra tripolaridad: cerebro, psique y cuerpo. Trabajando al unísono, ligados íntimamente por el alquimista, el sabio artista que es el Arcano Biológico. Él (o ella, o en realidad ambos, pues su naturaleza es Femenina y Masculina a la vez) sabe qué hacer con nosotros en cada momento, para nuestro mayor bien, sin que nuestro pequeño consciente tenga más tarea que solamente permanecer allí con la decisión y la voluntad.

Así aprendemos a entregarnos, a dejar a la Biología hacer. Aprendemos a escucharla y a colaborar con ella, en vez de entorpecer su trabajo.

Y de esta manera, el Temazcal termina por develarse como un enteógeno en sí mismo, pues sin sustancia química externa, produce en lo interno de cada uno, los elementos necesarios para obtener visión, acceder a información, sanar conflictos, navegar en las profundidades de la psique, producir antidepresivos y movilizar sedimentos de la Sombra a la pantalla del consciente a fin de impulsar el crecimiento evolutivo individual. Obra en nosotros.

Por todo esto, y para culminar, consideramos que el poder de este benefactor merece una advertencia: Permaneced atentos guerreros, atentas guerreras. Estos primores, ésta euforia, la vitalidad que sucita la Ceremonia debe ser considerada siempre como un medio. La obtención de una energía prestada, un paréntesis revitalizante que es sólo una pausa regeneradora y un empujón hacia delante en la verdadera Ceremonia que es la Vida misma…pues es en la vida cotidiana dónde se ponen en uso los recursos que obtenemos en este Espacio Sagrado que es el Temazcal. Y como parte de la sabiduría del Arcano es justamente, remover y elevar a  la surperficie de la mente lo decantado en la profundidad, hay tener por seguro que la información útil continuará emergiendo los diás posteriores al trabajo, justamente para ser aprovechada.

Prestad atención cuando en las relaciones, el Espejo de Obsidiana ponga enfrente estados emocionales o sincronicidades que nos obligen a entrar en contacto con todo aquello que preferimos guardar en el fondo del baúl. Es entonces, justo ahí, cuando se presenta la oportunidad evolutiva de accionar sobre uno mismo y aplicar la medicina esencial del Temazcal: Entrenarnos a recordar quien realmente somos.

 

X